martes, 19 de abril de 2011

Estática








Hay que llorar:
Y remarcar, 
las lagrimas.
Degradarlas, 
beberlas, 
hasta salar, 
todos los dolores, 
escondidos, 
apretados, 
apilados, 
aquí dentro.


Ya no hay más lugar, 
se desbordan, 
no respiran, 
se tensionan, 
Me lastiman
El refugio, 
ya no tiene
nada para dar.


Sigo durmiendo, 
cada paso apilado, 
preguntandome, 
una vez más, 
¿Como hago, 
para poder existir, 
sin que duela?


Estoy hablando, 
desde lejos,.
Lo que pasa, 
es que la vida, 
a veces no me dice nada.


Estoy haciendo ruido, 
mucho ruido,
Ya no lo soporto más
Hay un zumbido, 
que no quiere existir.
Hay algo, 
que está siendo por mí, 
todos los días.


Quiero agarrar 
este silencio de piedra, 
contra la pared, 
y deformarlo, 
hasta dejarlo morado.


Lo que pasa, 
es que a veces, 
soy yo, 
la que tiene
morada el alma.


Cuando hace mal la vida, 
no deberíamos, 
guardarnos tanto.



No puedo encajar, 
en este infierno vivo, 
que me desgarra, 
cada día-


Hoy 
quiero explotar para siempre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario