viernes, 22 de abril de 2011

Sueño

Y ahí nomas, 
el dolor, 
frente a mí,
y yo corriendo, 
para todos lados.

No te vayas a tropezar!
Me decía una voz.
Que susto infinito, 
estaba dormida, 
entre mis pesadillas.
Corría mi vida, 
para todos lados, 
y no me daba cuenta, 
que la salida estaba allí.
Frente a mis ojos.
Era traspasar dolorosamente,
todo ese presente.
Y dejarlo morado, 
contra la pared.

No hay comentarios:

Publicar un comentario