viernes, 22 de abril de 2011

Sumergidos

Estamos sumergidos, 
hasta las manos, 
en la vida misma.
Estamos todos apretados, 
esperando algo, 
para liberarnos.


Estamos leyendo, 
la vida como un diario, 
como un cuento,
como un diccionario.
Pero no hay respuesta,
a ciertas cosas.

Es una sala de espera, 
de lo imposible, 
de la rareza, 
en carne y hueso, 
somos la paciencia encarnada, 
para atravesar la muerte, 
de la manera, 
menos dolorosa posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario