martes, 19 de abril de 2011

Burbuja















Caminando, 
despojada, 
cuelgo mi mirada, 
y la dejo colgada, 
Cuelgo la vida.
Está en el aire-
Me cuelgo,
a veces, 
estoy atada.


Enredada entre, 
pequeños pasos, 
que puedo dar, 
miro sueños
por la ventana. 
No se acercan, 
ni por casualidad, 
parecen esquivarme
¿Yo muerdo?


Las palabras, 
se encierran solas, 
Y hablan, 
 su propio idioma.
A veces parecen, 
palabras muertas.




Nada se acerca, 
me despojo, y
 me estoy inundando, 
de nada, 
de vida
de muerte, 
de calma,
de paz, 
de bronca, 
de ahogo.


Siempre hay, 
árboles que pueden, 
volar.
No me mientas.
Los árboles no vuelan, 
y nosotros tampoco.


Ya no quiero ni hablar, 
conmigo misma.
No se que decirme.
Es un diálogo, 
monótono, 
es un monigote, 
inentendible
Un laberinto,
sin puertas,  
un espiral,
que no sabe girar.
¿No hay nada, 
para poder descifrarnos?.


Ya estoy con mucho,
con mucho nada, 
con poco todo, 
con vacío lleno, 
con agujeros, 
picoteandome la vida.
Estoy sobrando, 
en este lugar-.


¿Qué hay, debajo de mí?
¿Qué hay, debajo nuestro?
Detrás de esto, 
Delante de aquello.
¿Aún hay más?


Estoy esparcida, 
por cada parte rota, 
no se como amoldarme,
al día de mañana.




La vida está, 
muy tartamuda, 
no sabe cómo decir, 
lo que vive.





Y entre tanto todo, 
y entre tanta nada, 
otra vez, 
estoy tan metida, 
en una burbuja,
Ni transparente, 
ni redonda, 
que ni gira, 
ni vuela.
Sólo encierra,
encierra vida.
Hay cosas, 
que todavía, 
 no puedo traspasar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario