domingo, 14 de agosto de 2011

El tsunami llegó

No se debe preguntar
a alguien,
porque alguna vez,
se hundió.

Si se puede preguntar,
es porque,
entre esa defectuosa agua
Aprendió a caminar en el ahogo,

Se largó a nadar.



(Soñar con el mar)

Qué será del día que al mar se le ocurra cambiar de lugar, y desbordarse? Todos se cansan del estancamiento.
Y cuando las olas te envuelven, no queda más, que ser tu propio salvavidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario