domingo, 28 de agosto de 2011

Estados congelados

"El estado de las cosas, cambia con el tiempo, cambia los estados"





Que increìble, uno se acostumbra, se acostumbra a los estados, se acostumbra a los recuerdos, y los recuerdos realmente se hacen recuerdos y dejan de ser un estado.
Los recuerdos que te hablan silenciosamente, suspirandote la vida, gritandote al oído, que es todo pasado.
Rogandote que ya està todo disuelto, que el tiempo vuela mas alto que uno, que es imposible volar junto al tiempo. Sòlo caminamos en el aire, y en algún lugar. Aunque a veces se siente como estar en varios lugares a la vez. La mente te puede jugar una mala pasada. Pero pasarla mal implica crecer, tambièn.
En un costadito de mi mente, ahì estàs vos, siempre, sentado y en silencio, y yo, al lado tuyo, sentada y en silencio. Eramos soledad compartida. Ahora somos soledad disuelta. El amor es un estado, que se siente en mi recuerdo.
Pero sólo es un recuerdo. Sòlamente me genera ruido, es un pasar, mientras sonrìo por fuera, un pedazo de mì se quiebra por dentro, demasiado frìo. El frío me enmudece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario