sábado, 3 de septiembre de 2011

Sin marcas no seríamos nada

No se puede,
tapar,
La melancolía con un beso.

Pero hay que empezar,
a construir un propio principio

No se puede tocar la vida,
sin marcarla
No puede quedar intacta,
Se raspa,
No puede dejarse guardada,
en un cajón. (Para eso está la muerte)
Tenemos que arriesgarnos,
a llenarla de perfume.
Aunque a veces huela mal,
o nos dé alergia.
Es mejor, antes que
un insulso olor a nada,

Hay que hacer arte,
y crear nuestro propio museo.

Caminar,
con la boca abierta,
dejar que entren moscas,
bichos,
Aire,
Respirar dolor,
Amor,
Miedo,
Odio.


Caminar descalzo,
Animarse a que se clave el amor.



Manosear la vida,
como una gran masa,


Y de vez en cuando,
detenerse,
Para contemplar un poco más,
que parte de nuestras vidas,
quisieramos volver a marcar-

No hay comentarios:

Publicar un comentario