miércoles, 26 de octubre de 2011

Lo insignificante (Cuando uno no se conforma con nada)


Todo se reduce a algo
¿a que?
A una tecla que no sabe borrar
que se traba en el vacío

Esa tecla está trabada
y genera que todo mi alrededor
se trabe en el pasado.
Se tilde en el pasado.
Todo es ajeno.
No hay mas cápsulas
para esconder la vida.
Hay que aprender a desbordarse,.

Sólo está desatado el invierno,
que no se traba como la tecla,
aunque ya no es época
para que se vuelva a armar.
Ya basta de hojas disececadas,
que mi alma se rompe por no saber
humedecer todos esos dias,
que están por la mitad.

Porque no se va?
Que tengo acalambrada la existencia
en esta vía rota.

La sensación puede hacer desastres,
Y esos desastres pueden hacer aún
la muerte misma hecha pedazos.
Sólo hecha pedazos,
Sólo imaginada

Creo que vivimos,
reduciendo el pasado
a una distancia.

Sómoa aolo eso,
distancia acalambrada
queriendo abrazarse toda
queriendo callar los gritos
queriendo desbordar
todos los aullidos del silencio
que no saben nombrarse más.
No hay mas palabras,
Hay algo tapandolas,
Es la simple tortura de reducir,
todo lo que duele,
a cosas insignificantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario