miércoles, 30 de noviembre de 2011

Soplando fuerte

No hagas cosas
que terminen salpicando tu vida
Y dejen tu alma desteñida,
Con insulsos dolores
Que no se puedan quitar.



Hay máscaras,
Que pueden hundirte la cara,
Taparte el alma,
(Y terminan con una rajadura)

Y hay muchos caminos,
Algunos sin vida,
Borrosos,
Cortados,
Desencadenados.
Nacidos por la mitad.


Y aunque la mitad de las cosas,
Nunca lleguen a existir,
Las seguimos alimentando
Como si tuvieran final feliz.

Las seguimos sosteniendo,
Contra una pared,
Frágil,
Húmeda,
Con cáscaras de pasado,
Tiradas en el suelo.

Y..no saben levantarse sólas,
Esperan que el viento
Las haga volar.

De repente,
Me veo amanecer,
De la mano del viento.
Me hace ruido,
Me enfría,
Me sacude,
Me deja la vida
Un poco rota,
Desacomodada,
La revuelve de un lado a otro.


La vida hace demasiado..
Y es uno el que espera,
Como un árbol frágil
Que le vengan a quitar las hojas,
Para renacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario