jueves, 2 de febrero de 2012

Curvas en el alma



Las curvas son el camino de mi propia vida. Son todos  mis giros misteriosos que no sabían cómo enderezarse. 
Rellenar un espacio con curvas, cuesta un poco más..
La curva es aquello que le da ese sabor de incertibumbre al camino de nuestras vidas.
Estar entre  curvas implica atravesar un camino más desafiante, un camino con idas y vueltas, deslices, sin saber que habrá del otro lado.
 Las curvas representan un costoso camino, significa arriesgarse a dar mil vueltas por lugares desconocidos, sin saber que más hay trás ellas, Ir de aquí hacia allá, significa movimiento, cambio, atravesamiento del miedo y ¿porqué no? superación.
Es un camino frágil, que lleva más cuidado, e incluso te arriesgas a caer.
Sí, un camino lleno de curvas cuesta más tiempo atravesarlo, que un camino recto, llano, sin emoción.
Pero luego del cansancio que te puede generar mover la vida en un zig zag constante, desde lejos se puede observar como uno fue escalando una montaña.
Gastar un poco más de energía, atravesando un camino de curvas, Realmente vale la pena si aquello que hay del otro lado, es nuestro deseo esperándonos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario