jueves, 22 de marzo de 2012

Querer y sentir, en un mismo rincón


Quisiera encontrarme con la vida en un rincón. Cara a cara. Frente a frente. Mirarla a los ojos y escurrirle todos los momentos, hacerlos agua.
Como quisiera encontrarme con todos los rincones de mi propia vida.  Revivirlos.. Y que el pasado me arrincone contra esas paredes de momentos disueltos, hasta  besarle todos los recuerdos al tiempo.
Como quisiera sentarme al lado de la vida. Hacerme silencio y escucharla toda. De punta a punta. Hasta entenderla totalmente. Y aún reirme de todas las partes que no llegase a entender.
Como quisiera, separar todos los latidos que el corazón no supo curar, y dejarlos en un rincón. Para que se ablanden sólos.
Quisiera cantarle una canción de cuna al olvido, para que se duerma bien fuerte el recuerdo.
Llevar mi vida a pasear por los rincones y sentir que recorrí  los pasadizos más insólitos del tiempo. Hasta darme cuenta que la vida no se duerme en los rincones, sino que siempre va brincando de lugar en lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario